Menú principal

Manual del Alumbrante

    manual
nuevohermano
boton_venta
tercios_01
tercios_03
tercios_02

Antecedentes

Los primeros antecedentes de la Pontificia, Real e Ilustre Hermandad de Nuestro Padre Jesús en el Paso de “El Prendimiento” habría que buscarlos allá por el Siglo XVII cuando los panaderos y horneros de la ciudad de Orihuela se incorporan a la procesión del viernes santo con la “Oración en el Huerto”.
En 1712 tras el paréntesis de la Guerra de Sucesión vuelven a salir las procesiones que alcanzan su mayor auge a mediados de ese siglo XVIII

En 1736 D. Francisco Salzillo esculpió un paso de El Prendimiento para la Cofradía de Jesús de Murcia que posteriormente vendió a Orihuela. La obra permaneció en esta ciudad hasta que desapareció en la guerra civil española del 1936 debido a la persecución irracional de todo aquello que estuviera relacionado con motivos religiosos, provocando la destrucción, quema e incendio de cuanta imaginería saliera al paso.

 

No es de extrañar que en el ambiente oriolano palpitase la necesidad de cubrir esos huecos que existían desde entonces en la Semana Santa, pero principalmente en el corazón y sentimientos de los habitantes de la ciudad y la Vega Baja.
La demanda de escultura religiosa después de la contienda fue enorme de forma que muchos escultores que con anterioridad se habían dedicado a la escultura civil o profana, se dedicaron entonces a nuestra tradicional escultura policromada, continuando la labor de los insignes maestros de los siglos XVII y XVIII.
Así, en el año 1942 D. Federico Coullaut-Valera obtiene la medalla de oro en la Exposición de Arte Sagrado de Estampas de la Pasión, celebrada en el Palacio de Bellas Artes de Madrid, por un boceto en barro del Prendimiento.
Casi paralelamente a ese evento, concretamente el 14 de febrero del año 1943, un grupo numeroso de hombres buenos pertenecientes a la calle y plaza de San Agustín de Orihuela se reunieron en la Iglesia de San Sebastián, convocados por los promotores de una idea que estaba relacionada con cubrir aquellos huecos.

Y se acordó que en aquel día y en aquel momento quedaba constituida para siempre la hermandad que posteriormente recibió el título de Pontificia, Real e Ilustre Hermandad de Jesús en el Paso de El Prendimiento. En aquella primera convocatoria quedó conformada la primera Junta Directiva que elige por unanimidad a D. Francisco Lozano Lidón como su Presidente.